PERSPECTIVAS

 In En los Medios, Sin categoría

El potencial de crecimiento del Mercado Argentino está directamente relacionado con el potencial de desarrollo del país.

El punto de partida de sus fundamentals es excelente. Argentina es un país rico en recursos naturales y con vasto talento humano. No está demás volver a traer a nuestras mentes la siguiente reflexión: la riqueza y diversidad de recursos naturales con los que cuenta nuestro país, no constituyen siquiera la regla de la mayoría de los países desarrollados. Con lo cual, es correcto y justo subrayar que tenemos una ventaja diferencial sobre muchos otros. Sin embargo, el desafío que emerge y se despliega ante nuestros ojos de manera impiadosa en estos días, tiene que ver con la capacidad de ejercer una administración eficiente de esos recursos colectivos. El flagelo de la corrupción y la ineptitud para generar y sostener un marco regulatorio coherente y congruente con un modelo de expansión de mediano y largo plazo, atentan claramente contra las oportunidades de crecimiento y desarrollo general.

Es por ello que el trabajo de modificación del marco regulatorio que está llevando a cabo el nuevo gobierno, además de ser prioritario, resulta vital a la hora de delinear un modelo viable de país moderno e inserto en el mundo.

Específicamente, el cepo era un mecanismo que imponía una restricción al libre ingreso y egreso de capitales. Sin dudas, la eliminación del mismo alienta a los inversores a contemplar nuestro mercado como una alternativa de inversión viable. La regularización de la situación de la deuda con holdouts abre la oportunidad al crédito. Cuando un país se encuentra técnicamente en default, como era el caso de Argentina, por sus propias regulaciones, la mayoría de las instituciones financieras internacionales se encuentran técnicamente impedidas de ofrecerle crédito. El cierre del caso con los holdouts permite la recuperación de ese recurso.

Estas son bases fundamentales para que los inversores internacionales de renta fija y renta variable puedan venir al país a realizar inversiones en activos específicos. La apertura económica y la dinamización de la economía son los pilares para el desarrollo de muchos sectores que están retrasados en su crecimiento con respecto a sus pares Latinoamericanos.

Un parámetro relevante para el mercado de capitales, es que Argentina deje de ser categorizado como mercado fronterizo y pase a ser mercado emergente. Es posible que ello ocurra, en la segunda mitad del año o a principios del 2017. Este es un factor relevante para ampliar la cantidad de inversores institucionales locales e internacionales que potencialmente podrían invertir en el mercado local.

Con una economía en marcha y de pie, el potencial de desarrollo, tanto del Mercado de deuda como del de Equities, tiene un futuro promisorio. El volumen será aportado no sólo por los inversores locales que ya participan sino por los Fondos Internacionales, que por cierto comienzan a participar. Y en una segunda etapa la incorporación de nuevos emisores que permita una mayor diversidad de opciones de inversión, también alentará el ciclo de alza.

Con lo cual, es un momento muy apropiado para que aquellos potenciales inversores que aún no se han decidido a participar, lo consideren seriamente. Los mercados emergentes, como es el caso del nuestro, en el mediano plazo ofrecen oportunidades que permiten multiplicar varias veces el capital. Las claves: un buen asesor (debidamente registrado ante la CNV) y cierto seguimiento y participación de parte del interesado.

 

Agradecimiento: Jackie Maubré

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search